Causas del problema de la vivienda asequible

La falta de vivienda asequible en España se explica por varios motivos como el alto precio de la vivienda o el incremento constante del precio del alquiler, que dificultan el acceso a un hogar y su mantenimiento. Otros aspectos a tener en cuenta son el escaso número de viviendas sociales y asequibles en relación con el resto de Europa, así como la asignación de fondos y reparto presupuestario destinado a vivienda.

Tener una vivienda en propiedad es el modelo principal en nuestro país, pero este dato esconde una realidad preocupante: grandes créditos hipotecarios y, en consecuencia, mayor nivel de endeudamiento de las personas.

Presupuesto

Se presenta un momento extraordinario de inversión en políticas de vivienda derivada de los fondos europeos que se van a ejecutar a partir de este año. Es una muy buena oportunidad para cambiar el modelo de vivienda y será muy positivo si las políticas aplicadas son las correctas.

Precio de compraventa

La dinámica de subida constante de los precios de la vivienda en los últimos años invita a realizar una rápida comparativa territorial en relación con el aumento de los salarios.

Parque de Vivienda

El deficiente parque de vivienda asequible español en comparación con el europeo, así como las escasas cifras de alquiler inferior a precio de mercado, provocan situaciones de exclusión residencial a los grupos de población más vulnerables.

Precio del alquiler

La subida de los precios en el alquiler de vivienda por comunidad autónoma en los últimos años debe ser objeto de análisis y motivación de la necesaria activación de políticas públicas.

En la Comunidad de Madrid, Islas Baleares y Cataluña el precio medio del alquiler supera los

En la Comunidad de Madrid, Islas Baleares y Cataluña el precio medio del alquiler supera los 600€

0 €.

En 2022, el precio de la vivienda ha subido un

 

En 2022, el precio de la vivienda ha subido un 8%

0 %.

El parque de vivienda social español apenas se sitúa en el 

El parque de vivienda social español apenas se sitúa en el  2.5%

0 %.